House of Wax, de André de Toth

House of Wax (1953), un noble intento de llevar al público al cine que había elegido la comodidad de la televisión, ese invento tan reciente que en ese mismo año ya estaba instalado en la mitad de los hogares de Estados Unidos. Intento o no intento, lo cierto que es House of Wax (aquí llamada Los crímenes del museo de cera) fue un hito del cine de terror con la inolvidable presencia de, por supuesto, Vincent Price. Dicho sea de paso, también Carolyn Jones (la Morticia de la serie original La familia Adams) también tuvo un rol protagónico. A diferencia de muchas películas en 3D, House of Wax resistió el paso del tiempo y es una joyita que no se olvida. La vi varias veces en HD, sin 3D, y siempre me resulta inteligente y efectiva.

A no confundir con la espantosa remake que hizo Jaume Collet Serra en 2005, cuyo único mérito es no tener ningún mérito. Casi se podría decir que de tan mala que es, termina siendo buena.

En la sección FAN ART tenés algunos de los posters más celebrados. Todo muy vintage.