Tarará, la historia de Chernobil en Cuba, de Ernesto Fontán

“En el año 1986 explotó una central nuclear en Chernobil, Ucrania, provocando una ola de radiación por casi toda Europa. Miles de personas fueron afectadas. Mientras tanto, del otro lado del mundo, Cuba se preparaba para la inminente caída de la URSS, su principal socio y sostén económico”, señala Eduardo Fontán acerca de su esclarecedor documental Tarará – La historia de Chernobil en Cuba.

El conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo, de Michael Chaves

Basada ligeramente en un caso de la vida real, el juicio de Arne Cheyenne Johnson, en el que la defensa planteó que su cliente había cometido un homicidio por posesión demoníaca. Entonces, es tarea del matrimonio Warren investigar al siniestro devoto de Satanás que maldijo al pobre Arne. Más de investigación detectivesca y un poco menos de cine de terror. Pero cuando el terror aparece…. no se olvida tan fácilmente.

Narcisa, de Daniela Muttis

Narcisa Hirsch construyó una obra en Argentina que, desde fines de los sesenta, tiene una amplitud estética, conceptual y cinemática típica de una arriesgada artista experimental, de esas y esos que no abundan. Supo combinar y contrastar la relación entre lo visual y lo verbal, también es una paisajista alucinada de pura iconicidad, y otras veces pensó a la imagen desde la música.

Sweetheart, de J. D. Dillard

Jenn es una joven morena que hizo una excursión marítima que terminó siendo un desastre a causa de una feroz tormenta. Jenn sobrevivió y pudo nadar hasta la playa de una isla tropical. Está absolutamente sola. O no. Porque, en realidad, enfrentarse a los infortunios de la naturaleza resulta ser el menos de lo males, considerando que un ser maligno sale de cacería todas las noches.

Ojos de arena, de Alejandra Marino

“Como directora me motivó realizar una película que lleva a los espectadores hacia una trama que quiera desentrañar, con empatía para con los personajes, deseando justicia para ellos y cuando los hechos son irreversibles, nos quede la justicia poética de las imágenes”, señala Alejandra Marino (Vivir la vida) acerca de su nueva película, Ojos de arena.

Taller: el cine de terror de David Cronenberg

Durante los miércoles de septiembre, de 19:00 a 21:15, en forma virtual, Sublime Obsesión inicia un taller para analizar la primera parte del corpus fílmico de uno de los directores contemporáneos que ha hecho del terror un territorio único para explorar la sexualidad, los cuerpos extraños, el goce del dolor y el vértigo de la violencia. Es que las películas de Cronenberg son películas que nunca se olvidan, que se vuelven a ver una y otra vez, que conmueven y estremecen, y en las que afloran nuevos sentidos en nuevos visionados. Por eso es un cine adictivo.