I See You, de Adam Randall

En uno de esos tantos (aparentemente) idílicos barrios norteamericanos, Jackie Harper (Helen Hunt) tuvo un affair reciente con un hombre más joven que ella y decididamente más atractivo que su esposo. El affair se terminó, pero su esposo Greg (Jon Tenney) y su hijo adolescente Connor (Judah Lewis)  se están tomando su tiempo para perdonarla. Porque lo que le endilgan es que fue ella, y solamente ella, la que hizo tambalear los cimientos de la familia. Algo que luego se verá que no fue tan así.

Por otra parte, Greg es detective y está investigando la desaparición de un niño de 10 años que andaba en bicicleta atravesando un bosque. Y es una desaparición muy extraña, da la impresión de que lo sobrenatural se hizo presente. Pero no se puede saber porque esta es recién la primera escena de un thriller en donde las huellas son esquivas. Y no solamente las del asesino.

Adam Randall dirige I See You/Te veo con la clara conciencia de qué es esencial para un buen thriller: el tono ominoso, la intriga que se va acrecentando, la seducción del misterio con sus climas amenazantes y ese no sé qué que nos hace sentir que hay algo que está muy, muy mal. Los movimientos de cámara son bastante creepy (y recuerdan un poco a los de The Lodge), la fotografía no podría estar más acorde a la premisa general, la música omnipresente y siniestra (a lo Dark), y el montaje, suave en ocasiones y muy abrupto en otros momentos, nos pone nerviosos, nos guste o no.

La primera mitad de la película juega alternando el terror con lo terrenal, la investigación policial con los secretos personales, un presente abominable con un pasado igualmenente abominable. Escena tras escena, no hay un paso en falso, toda acción y reacción está calculada por un guión muy preciso. Jackie empieza a percibir que en este panorama hay algo que no cierra, pero no sabe muy bien qué puede ser. Y va a tardar en darse cuenta.

En la segunda mitad de I See You hay una variante inteligente de un subgénero que a los fans de thrillers y películas de terror nos gusta mucho: la invasión al hogar. Esta subtrama se enlaza perfectamente con la trama central. Pero no es ése su único mérito. Aparte, propone  una nueva lectura de todo lo visto – aunque quizá se puedan objetar un par de detalles. Pero, grosso modo, todo tiene sentido. Eso sí: esta parte es mucho más violenta y con su buena cuota de gore. Pero también más prosaica, más genérica, por así decirlo.

Ahora bien, dejando de lado la ingeniosa narrativa, su ejecución impecable y las muy convincentes interpretaciones, ¿De qué habla I See You? O, mejor dicho, ¿Tiene algo en su esencia que trasciende la geometría del guión?

Se podría decir que nos recuerda que lo peligroso puede ocupar cualquier lugar, afuera o dentro de casa. Y que hay ocasiones en las que es prácticamente imposible darse cuenta. Habla también de un trauma del pasado que vuelve al presente para desplegar sus consecuencias. Un trauma muy vinculado a un tema de pasmosa contemporaneidad. Y sí, también hay cuestiones de clase que hacen de EEUU un país no muy hermoso para vivir. Hay más, pero está en segundo plano.

Lo que impide que I See You sea una mejor película de lo que es tiene que ver con que es más bien ligera, no tiende a abordar sus temas con la profundidad deseable ni con una mirada reflexiva y ambigua. Se encarga de clausurar todos los sentidos y de que todo quede bien claro. Como un habilísimo y estilizado entretenimiento  (en el mejor sentido del término) I See You está por encima del thriller promedio de Hollywood que se limita a ser un clon de tantos thrillers previos.

I See You / Te veo (EEUU, 2019)

Dirigida por Adam Randall. Escrita por Devon Graye. Con Helen Hunt, John Tenney, Judah Lewis, Owen Teague, Libe Barer, Gregory Alan Williams. Music: William Arcane. Fotografía: Philipp Blaubach. Duración: 95 minutos